¿Cómo nació la Cerveza Artesanal?

No se conoce a ciencia cierta cuándo surgió esta bebida que nos hace compartir tantos momentos, a veces en solitario y a veces en compañía, pero los restos de cerveza más antiguos encontrados por los arqueólogos están datados alrededor del año 9.000 A.C.

Las primeras evidencias escritas sobre la elaboración de cerveza fueron encontradas en Mesopotamia, donde varios registros sumerios la mencionan, entre ellos el Código de Hammurabi, que decretaba castigo de muerte a quien vendiera cerveza diluida. ¿Se imaginan esa locura? ¿Cerveza diluida? Hoy en día eso debería ser ilegal jajaja

La receta de cerveza más antigua conocida, se recoge del Papiro de Zosimo (papiro que data del siglo III, encontrado en Egipto y escrito por Zósimo de Panópolis, el primer alquimista documentalmente reconocido). Estos realizaban la elaboración a partir de panes de cebada poco cocidos que dejaban fermentar en agua. La llamaban "zythum" que significaba vino de cebada.
También en la antigüedad, los chinos elaboraban cerveza llamada "Kiu" utilizando cebada, trigo, espelta, mijo y arroz. Mientras que las civilizaciones precolombinas de América, utilizaban maíz en lugar de cebada. De manera similar, en la antigua Britania se elaboraba cerveza a base de trigo malteado antes de que los romanos introdujeran la cebada.

Pero, ¿cómo pasó esto?

El conocimiento de la elaboración de cerveza pasó de los egipcios a los griegos y luego de éstos a los romanos, británicos, anglos y civilizaciones sajones. Algunas la apreciaron más que otras, así sucedió en el norte de Europa, donde fue extendiéndose su consumo y tomando la forma de lo entendido actualmente como cerveza, por ejemplo, con el advenimiento del cristianismo, la elaboración de cerveza creció enormemente en Europa, donde los monasterios fueron las primeras cervecerías comerciales.

En la Edad Media, fue en Bélgica, en donde los monjes refinaron el proceso prácticamente hasta la perfección e institucionalizaron el uso del lúpulo, planta cannabácea que confiere a la cerveza su sabor amargo característico, a la vez que favorece la conservación. También en esta época la manera en que los pueblos de Europa prevenían el cólera que se transmitía al tomar aguas contaminadas, era precisamente mediante la ingestión de la cerveza Más tarde comenzaron a surgir cervecerías no monásticas en Alemania, donde se llevó la elaboración de esta bebida a un nivel superior de calidad. De esta época es la conocida Ley de la Pureza de la Cerveza de 1516, decretada en Baviera por el duque Guillermo IV, en la que se establecía que su composición sería exclusivamente malta de cebada, lúpulo y agua. Esta Ley es considerada como la regulación alimentaria más antigua del mundo.